Escuela Superior de Hombres
"LEONCIO ARANEDA FIGUEROA"

Página en defensa de la gloriosa "Escuela Uno" que algunos insensibles
pretender demoler, borrando así la historia viva de Cañete.

miércoles, diciembre 05, 2007

`DONDE VAYA TE RECORDARÉ....´

Rodrigo Inostroza Para muchos esto no es sólo parte de una canción. Es algo que se lleva muy dentro del corazón, porque es parte del himno de la Escuela 1, hoy E-830, Leoncio Araneda Figueroa. Muy Pronto será destruida (porque esa es la verdad) para dar paso a un nuevo edificio. Con esto desaparecerán muchas cosas, pero el cariño y los bellos recuerdos quedarán por siempre en las mentes de quienes cada lunes cantamos con todo el corazón aquel himno. Para quiénes estudiaron antes de 1978 su enseñanza básica, el paso por la siempre querida y recordada escuela fue algo “casi” obligatorio, por lo que muchas generaciones debieron recibir ahí la educación básica. Pertenezco a la generación del 80, pero nada quita eso que comparta muchas cosas en común con aquellos que son de otra generación, sea antes o después, y que hoy tenemos la oportunidad de recordarla en cualquier lugar que nos encontremos, cumpliendo con la promesa adquirida casi como un juramento todos los lunes, durante los actos de inicio de la semana, al cantar escrito por la profesora Norma Cartes y musicalizado por el profesor Alejandro Medrano. No quiero entrar en anécdotas personales, pero a veces es inevitable. No puedo dejar de recordar a la tía Betty (Bucholtz), que fue la que me recibió en kinder en 1981, o Gorart Villarroel, del Portal huellasdigitales.cl, quién fue mi profesor jefe los últimos años en la Escuela 1, ni a Jorge Ramírez Reyes (Q.E.P.D), quien pese a nunca haberme hecho clases, también fue un importante referente. Creo que no son recuerdos personales, pues muchos de los que hoy leen estas líneas recordarán lo mismo, sin haber sido compañeros de curso. Hace muy poco conversaba con un amigo que está en Temuco y me propuso hablar de “nuestra escuela”, por lo que apenas tuve tiempo decidí hacerlo. Sepan que no es fácil escribir de algo en que casi todos tienen mucho que contar. Pero siempre es bonito recordar y que se refresque la memoria con lo que otro cuenta. Una forma de recordar que a mí siempre me causa una gran emoción es cuando nos juntamos con un grupo de amigos que pertenecemos a diferentes generaciones, pero basta sólo una guitarra y una voz (sea buena o mala), para cantar entre otras cosas el himno de la Escuela 1, por supuesto, sin dejar de imitar antes a don Polo Palacios al momento de dirigir nuestro himno, con su característico “Atento monitos...En la Pro...En la Pro...En la Pro...un...dos..tres”. A propósito de don “Polo”, tampoco nos podemos olvidar de esas interminables jornadas de ensayo de desfile cuando formaba dos “batallones”; uno con los alumnos de 5º y 6º y otro con los de 7º y 8º . Eran horas interminables recorriendo el patio de la escuela, a los sones de la canción “Cabeza, hombro, pierna y pie” que nosotros mismos cantábamos como soldados preparándose para defender a su patria, en este caso a nuestra pequeña patria que era la escuela. Miro por la ventana de mi oficina y veo un iluminado Palacio de La Moneda. Imposible es olvidar aquel viaje que hicimos a Santiago, en noviembre de 1989 cuando éramos el Octavo año A. Al recorrer de nuevo los lugares que esa vez visitamos, es imposible olvidar lo que vivimos en ese viaje. El Zoológico y el Cerro San Cristóbal, el Museo de Aviación (en ese tiempo en la Quinta Normal y hoy en Cerrillos) y tantos otros que hoy me hacen recordar a todos mis compañeros y lo bien que lo pasamos en el viaje. Pero volvamos a los recuerdos de la escuela. ¿Quién no desobedeció cuando no se podía salir al patio en invierno porque se inundaba? Creo que muy pocos, ya que la oportunidad perfecta para comprobar que las botas que nuestros padre nos habían comprado, eran “resistentes 100% al agua”, tal como lo mostraba el comercial en la TV. Los recuerdos son muchos y todos de una u otra forma debemos estar de acuerdo en ello. No puedo olvidar al ver la película “Machuca”, cuando pelea Pedro Machuca con un compañero y se forma una ronda a su alrededor, que alienta a uno u otro de los improvisados boxeadores, cosa que era exactamente igual en mi escuela cuando había una “mocha” y todos el patio se concentraba en el lugar de la pelea. Por supuesto esta terminaba casi siempre cuando llegaba algún profesor a detenerla. Digo “casi siempre” pues recuerdo que no faltaron las veces en que Valentín Rocha sacaba de no sé donde dos pares de guantes y la pelea se trasladaba al gimnasio, donde continuaba, pero ahora peleando no como hombres brutos, sino como caballeros, es decir sólo con los puños y con guantes. Espero que estos recuerdos nunca se borren de nuestras mentes y alguna vez podamos hacer algo todos los que somos ex alumnos de la escuela. ¡Ah!, otra característica que tenemos los ex alumnos es que siempre le llamaremos “Escuela 1”. Pasarán los años y pasarán muchas generaciones, pero nuestra escuela seguirá siendo motivo de orgullo y bellos recuerdos de infancia. A propósito de recuerdos, permítanme tomarme sólo un momento para recordar a mi ex compañero, Jorge Huenchumán Saavedra (Q.E.P.D), fallecido trágicamente en una accidente en Concepción en 1998, cuando era un próspero detective. A todos los que donde quiera que vayan recuerden la escuela, una abrazo muy grande y los invito que en esta página vean a su promoción en la sección que hay para ello. Seguro que no se olvidarán de quienes allí aparecen. Nunca nos olvidemos que... En la provincia de Arauco Junto a Nahuelbuta, muy cerca del mar.Hay un faro iluminandoA esta gran comunidad Ese faro es nuestra escuela, que espero siga iluminando por muchos años más a nuestra querida comuna y continúe formando hombres de bien, tal como lo ha hecho hasta ahora. A todos los profesores que allí trabajan y a quienes trabajaron, nuestras infinitas gracias por ayudar en nuestra formación y en la de generaciones que vendrán. -------------------------------------------------------------------------------- (*) Rodrigo Inostroza: Cañetino, residente en Santiago, con amplia experiencia en las comunicaciones, corresponsal de radios y medios electrónicos. Cursando su último año de Periodismo.

eXTReMe Tracker